Posted On February 19, 2020 By In Kids And 75 Views

LA PRINCESA Y SU PERRITA

Había una vez una princesa que vivía en una ciudad muy lejana llamada Superdivertilandia; su nombre era Estrella; ella era muy bonita: tenía ojos azules, pelo largo, rubio y alta. A ella le encantaban los perritos. Vivía en un castillo con sus padres y una perrita llamada Mora; Mora era de raza pequeña, de pelo negro y mono, muy juguetona y feliz, a ella le gustaba encontrar cosas perdidas. Sus padres trabajaban en una fábrica de zapatos todos los días, ellos eran bondadosos y amables.

Una noche cuando todos dormían, Mora empezó a ladrar y ladrar, entonces Estrella se despertó asustada y fue a ver qué ocurría. Cuando llegó al cuarto de Mora, ella no estaba, subió a la habitación de sus padres y tampoco estaban. Estrella se preocupó tanto que no sabía qué hacer, comenzó a llorar; de repente escuchó un ruido en el patio, pensó que era su perrita pero al llegar al patio se encontró con una bruja muy fea con nariz puntiaguda, piel arrugada y vestida de negro. Estrella se asustó mucho y salió corriendo, la bruja se fue detrás de ella y la atrapó; le dijo que si le entregaba las llaves de la fábrica le devolvería a sus padres, la bruja iba a encerrar a estrella en una jaula pero debajo de unas cajas apareció su perrita; Mora mordió a la bruja y Estrella salió corriendo junto a su perrita. Al salir del castillo Mora y estrella pidieron ayuda, se encontraron con un príncipe que iba pasando en un caballo, el príncipe era muy atractivo. Le preguntó que le ocurría, ella le contó su larga historia y el príncipe prometió ayudarla. Los tres regresaron al castillo y atraparon a la bruja, le preguntaron que dónde tenía escondidos a los padres pero no les quiso decir.

Empezaron a buscar por todo el castillo y en el sótano los encontraron encerrados en una jaula pero no estaba la llave. Recorrieron todo el castillo buscando la llave y Mora encontró una pista que decía que la llave estaba en el bosque. Los tres se fueron a buscar la llave al bosque, buscaron y buscaron por horas hasta que Mora empezó a ladrar y ladrar, había encontrado la llave.

Los tres corrieron al castillo y bajaron al sótano y liberaron a sus padres, todos estaban muy felices. El príncipe y la princesa se casaron y vivieron felices para siempre.

FIN

About