Posted On February 19, 2020 By In ECOCARAS And 130 Views

ENTRADA AL COLEGIO PRIMER DÍA

Y ya era el día… El primer día de clase y no sabía que esperar de él. ¿En verdad la iba a pasar bien o sería un completo desastre? Parecía un alma desdichada y sola, recostado en una pared observando a todas las extrañas caras. Recuerdo que dos personas se acercaron a mí y se presentaron, acto seguido se fueron. Entramos a clase y envidiaba la manera en la que todos hablaban, menos yo. Me dieron un padrino y eso al menos ayudo a calmar mis nervios. Comencé a hablar con más gente, y poco a poco fui perdiendo el miedo de hacer una mala impresión o caerle mal a la gente. Las clases fueron entretenidas y comencé a recordar nombre en las actividades de diagnóstico o de conocimiento Y así, me fui soltando y decidí abrirme a la gente. Conocí muchos tipos de gente, con distintas personalidades, y sobre todo hice muchos amigos. Hoy me siento feliz de haber entrado a este impresionante colegio, que me ha enseñado a través de sus profesores o estudiantes. Aún faltan demasiadas cosas por aprender, pero todo resulta fácil si llevas la compañía adecuada, y soy afortunado de tenerla. Queda gente por conocer, clases a las que adaptarse y juegos por aprender. Pero me doy cuenta del esfuerzo que hacen los profesores para ayudarnos a aprender, sea mediante juegos, libros o actividades. De verdad merece la pena estudiar en esta gran institución.

Imagen Tomada de https://www.google.com/search?q=imagenes+de+ni%C3%B1os+felices+

About